MISIÓN

Nuestra Misión

El Fondo de Educación de la Liga de Votantes por la Conservación (o LCVEF, por sus siglas en inglés) trabaja para convertir valores ambientalistas en temas prioritarios a nivel nacional, estatal y local. LCVEF, en colaboración con nuestros socios, aboga por protecciones ambientales sólidas, organiza comunidades para que levanten su voz con respecto a sus valores ambientales, e involucra a la gente en el proceso democrático para aprobar leyes duraderas a favor del medio ambiente.

Abogar por Protecciones Ambientales

Para proteger al medio ambiente, tenemos la firme creencia que necesitamos las leyes adecuadas en su lugar. A todos los niveles de gobierno—federal, estatal y local—estamos a favor de leyes y políticas que garanticen que nuestro aire, agua, tierra y clima sean saludables y estén a salvo hoy y para futuras generaciones. Educamos al público, a los medios, y a nuestros funcionarios electos sobre temas críticos del medio ambiente.

Organizar Comunidades

Trabajamos con comunidades claves en estados claves de costa a costa, uniendo a la gente en acciones colectivas para encontrar soluciones a los problemas ambientales urgentes. A través de nuestra red de 25 filiales estatales y de programas de organización comunitaria, que incluye nuestro exitoso programa Chispa, movilizamos a la gente para lograr el cambio.

Comprometidos con el Proceso Democrático

Cada americano merece tener la misma voz que los demás en nuestras elecciones. Involucramos a la gente en el proceso cívico, con particular atención a aquéllos dentro del electorado que ha menudo son marginados o poco representados: mujeres solteras, gente de color, y los jóvenes. Al fomentar un mayor compromiso cívico, estamos garantizando la salud de nuestra democracia y nuestro medio ambiente a largo plazo. También estamos luchando para mejorar el acceso al proceso de participación al abordar asuntos de la democracia como reforma al financiamiento de campañas y los derechos de los votantes.

Nuestra Estrategia

Para lograr el éxito, LCVEF tiene tres estrategias fundamentales:

  1. Crear un impulso para la acción a todos los niveles de gobierno. Trabajar con nuestras 25 filiales estatales de todo el país, que son reconocidas por su destreza legislativa, podemos crear una avalancha de victorias de políticas sobre el clima que a su vez provocan presión para lograr acciones a nivel federal.
  2. Construir una base fuerte que sea racial y geográficamente diversa. Por medio de los programas de base de LCVEF y de nuestras filiales, estamos reclutando voluntarios y construyendo un nuevo liderazgo con gente de color, con los jóvenes y con las comunidades rurales. Estamos defendiendo el clima y ganando de nuevas maneras—al hablar de justicia, equidad, oportunidad, seguridad y protección y al abrir espacios para nuevas voces y nuevos líderes. Este compromiso y liderazgo son el pilar fundamental de nuestro movimiento y nuestra democracia, para hoy y para el futuro.
  3. Derribar barreras a la participación en el proceso democrático. A lo largo de la década pasada, hemos desarrollado un programa de participación de votantes altamente sofisticado y eficaz y sin afiliación de partido. A través de esfuerzos nacionales como el voto por correo, registro de votantes y promoción del voto, nos hemos convertido en el grupo ambientalista líder en animar a los ciudadanos a participar en las elecciones. Incluso fuera de la comunidad ambientalista, somos uno de los principales operadores en el ámbito de participación cívica también.

Familia de Organizaciones LCVEF

La Liga de Votantes por la Conservación (o LCV) trabaja para convertir los valores ambientalistas en prioridades a nivel nacional, estatal y local. LCV, en colaboración con nuestros aliados en el estado aboga por leyes y políticas sensatas, responsabiliza a los funcionarios electos por sus votos y sus acciones, y elige a candidatos pro-medio ambiente que defenderán nuestros temas prioritarios.