Energía

Para poder evitar los peores impactos de nuestro cambiante clima, debemos mantener la vasta mayoría– por lo menos un 80 por ciento – de los combustibles fósiles sin incinerar. Es por esta razón que LCVEF está comprometido con el establecimiento de políticas para una rápida transición a una economía basada de manera íntegra en fuentes de energía limpia; con extender las medidas de eficiencia energética que al mismo tiempo reducen costos, y detener la extracción de combustibles fósiles, lo cual incluye la eliminación gradual de nuevos contratos para la explotación de recursos en tierras públicas y los océanos. Una inversión en energía renovable y eficiencia energética va a impulsar la creación de empleos bien remunerados mientras que al mismo tiempo abarataría los costos de combustibles para los consumidores y reduciría la contaminación que amenaza la salud pública.