Agua Limpia

El agua limpia es un derecho humano básico. LCVEF trabaja para salvaguardar los recursos hidráulicos sobre los que dependen nuestras familias, nuestras comunidades, y nuestra economía e incluye la defensa de nuestras leyes ambientales fundamentales, como la Ley del Agua Limpia y la Ley del Agua Potable Segura. Desde las playas hasta el fondo del océano, pasando por los caudalosos ríos y lagos, y los pequeños arroyos y humedales en las montañas, nuestros recursos hidráulicos, y las especies que dependen de ellos, son irremplazables y debemos luchar para garantizar su continua salud y su protección contra la contaminación.